Guía

El baño en un paciente encamado.

Posted by on mar 29, 2012 in atencion de pacientes | 0 comments

el proceso de baño a un paciente debe aprenderse sistematicamenteEl baño para cualquier persona es parte integral de su vida. Bañarse de buena manera nos aleja de enfermedades, mejora nuestro estado de ánimo y nos permite socializar adecuadamente. Pero, ¿Qué pasa cuando se está encamado, dependiente, vulnerable? Entonces el baño deja de ser responsabilidad personal y alguien más debe procurar realizar esta tarea.

Realizar la limpieza de un paciente encamado es una labor que resulta abrumadora y complicada para los familiares encargados.  Nadie esta preparado para una situación como esta y realizarlo de forma adecuada podría ser un factor determinante en el estado de salud del paciente.

Bañar al paciente brinda bienestar no solo por el aseo, además mejora la circulación, la hidratación de la piel y la imagen del paciente en general. Todas estas cosas son super beneficiosas.

¿Qué materiales se necesitan para realizar un baño en la cama?

  • Agua tibia 37° a  40°
  • 2 platones de agua (una para enjabonar y otra con agua para aclarar) enjuagar y cambiar cada vez que sea necesario
  • 1 jarra para lavar los genitales.
  • 2 toallas, una de baño y otra de cara.
  • 2 esponjas jabonosas (una para genitales y otra para el resto del cuerpo).
  • Paleta, para cuando se realice el aclarado de los genitales o al separar las piernas.
  • Palillos o compresas de algodón.
  • Colonia, crema hidratante, si el estado del paciente lo requiere.
  • Peine
  • Equipo de higiene bucal (gasas, cepillo de dientes, dentífrico)
  • Tijeras para cortar uñas.
  • Bolsa para ropa sucia.
  • Ropa de cama limpia, camisón o pijama según se precise.

 ¿Qué cosas debemos recordar respecto al baño?

 La habitación debe estar cerrada para evitar corrientes de aire. La temperatura ideal es de 24ºC.

La temperatura del agua debe estar alrededor de los 38ºC.

Es muy importante conversar con el paciente para que sepa que cosas se harán y escuchar que tiene que decir (si puede comunicarse), todo esto para conservar la dignidad y poder preservar la intimidad del paciente.

Se debe preparar todo el material y tenerlo ordenado a mano.

Antes de iniciar debe lavarse las manos, secarse y colocarse los guantes.

 

¿Qué pasos se siguen?        

 Siempre se debe ENJABONAR – ACLARAR – SECAR, cambiando el agua las veces que sean necesarias.

 El orden de la limpieza es de arriba hacia abajo.

  • Cara, boca, cuello, orejas.
  • Extremidades superiores
  • Tórax y abdomen.
  • Extremidades inferiores
  • Espalda y glúteos
  • Genitales

 Es bien importante evitar dejar áreas húmedas especialmente las áreas de pliegue.

Al terminar seria agradable colocarle al paciente su colonia o perfume, peinarlo y dejarlo cómodo en la cama limpia.

 En el mercado existen muchos implementos que pueden ayudar a realizar este proceso de mejor forma como por ejemplo: Riñoneras, paletas, recipientes para lavar el cabello entre otros.

 En la medida en que se realice de forma sistemática y ordenada se podrá estar mucho más relajado en este proceso diario.

 Esperamos que estos consejos le sean de utilidad.

 En las próximas entregas conversaremos sobre la higiene de diferentes partes específicas del cuerpo.

 ¡Que pasen una excelente tarde!

 Grupo

MD Integra.

Hablemos sobre el paciente encamado.

Posted by on mar 15, 2012 in atencion de pacientes | 0 comments

hablemos sobre lo que es el paciente encamadoEl objetivo de presentarles esta guía para la atención de pacientes en casa es poder brindarles  de forma ordenada y docente herramientas para poder abordar diferentes temas relacionados con la atención de personas (adultos o niños) en casa, entre ellas destacamos artículos prácticos sobre la atención de pacientes encamados.

 ¿Qué se entiende por un paciente encamado?

 Una difícil situación dentro de la dinámica de una familia es la atención de un paciente que presente una dependencia parcial o total y que se encuentre encamado.

Un paciente encamado es aquel que, por diferentes motivos, está obligado a permanecer inmóvil en la cama, ya sea un anciano impedido, un accidentado, un enfermo terminal, etc.

Hay diferentes características de los pacientes encamados

  • Muchos presentaran una limitación parcial en  su capacidad de moverse.
  • Otros, aún teniendo que guardar reposo en cama podrán ser capaces de pasarse al sillón o caminar con ayuda.
  • Alguno permanecen inmovilizados en la cama como consecuencia  de su enfermedad, consientes o no.
  • Hay pacientes que deberán guardar reposo en cama por motivos terapéuticos.
  • Algunos serán jóvenes, otros por el contrario tendrán edad avanzada.

El encamamiento prolongado de un paciente es una situación de alto riesgo; esta situación se puede ver agravada por la dificultad o imposibilidad de que el paciente realice sus movimientos por si solos.

Es importante que el médico realice una evaluación y valoración del paciente encamado.

Luego de esta evaluación, se podrá determinar el nivel de compromiso y dependencia del paciente el cual será diferente según:

  • Su estado general
  • Edad
  • Nivel de conciencia.
  • Otra serie de parámetros que se tendrán en cuenta para poder planificar los cuidados que se dispensaran al paciente.

En función de la valoración del nivel de dependencia, los pacientes encamados serán susceptibles de una ayuda total o parcial y el cuidador cubrirá de esta manera las necesidades básicas que el paciente tenga alterada.

Los cuidadores ayudaran a minimizar los riesgos derivados del encamamiento prolongado del paciente.

¿Qué riesgos pueden derivarse de un encamamiento prolongado?

 La falta de movilidad durante el encamamiento favorece la aparición de:

  1. Alteraciones en la circulación que facilitan la aparición de trombosis venosas,  tromboflebitis, y embolias pulmonares
  2. Mala ventilación pulmonar con retención de secreciones y predisposición a las infecciones respiratorias
  3. Pérdida de masa muscular, generando una atrofia y debilidad muscular
  4. Afectación del hueso con pérdida de masa ósea y el desarrollo precoz de una osteoporosis
  5. Rigidez articular con posibilidad de anquilosis de las articulaciones, generando pérdida funcional y dolor importante
  6. Aparición de úlceras por presión que son lesiones en la piel que cursan con pérdida de sustancia cutánea y cuya profundidad puede variar desde una erosión superficial en la piel hasta una afectación más profunda, pudiendo llegar hasta el hueso.

¡LO IMPORTANTE ES PREVENIR LA APARICIÓN DE DICHAS ENFERMEDADES, MEDIANTE UNA MOVILIZACIÓN PRECOZ!

Los pasos a seguir para el procedimiento de manejo en  un paciente encamado es una tarea diaria de los cuidadores en la casa por esto queremos contribuir con las personas que realizan este tipo de asistencia.

En nuestros próximos artículos revisaremos individualmente cada uno de estos procedimientos.

Gracias por compartir con nosotros esta serie,

¡Los esperamos en el próximo artículo!

 Grupo

MD Integra.